salvó a 2,4 millones de bebés

salvó a 2,4 millones de bebés

Cuando James Harrison tenía 14 años, en 1951, fue sometido a una gran cirugía de urgencia, le extrajeron un pulmón y allí descubrieron que este hombre tenía lo que los especialistas describieron como una “sangre mágica”.

En ese entonces, los médicos encontraron que la sangre de este australiano contenía un raro anticuerpo con el cual se podía crear un tratamiento para salvar vidas. Más específicamente, vidas de bebés que sufren la enfermedad hemolítica del recién nacido o EHRN. Es un trastorno por el cual, durante el embarazo, anticuerpos atacan los glóbulos rojos de la madre.

James Harrison es una celebridad en Australia. Foto: CNN.

James Harrison es una celebridad en Australia. Foto: CNN.

Así fue que, ante la sorpresa, Harrison se dedicó a donar sangre y plasma de forma regular y lo hizo durante más de seis décadas. Incluso se lo bautizó como “el hombre con el brazo de oro”.

Pero ahora que tiene 81 años ya superó la edad límite para ser donante y el viernes 11 de mayo lo hizo por última vez. Según informa la BBC, realizó 1.100 donaciones de sangre.

“Cuando salí de la operación, o un par de días después, mi padre me explicó lo que había ocurrido. Dijo que yo había recibido 13 unidades (litros) de sangre y que personas desconocidas me habían salvado la vida. Él mismo era un donante, así que dije que cuando yo fuera lo suficientemente mayor, me convertiría en un donante de sangre”, señaló a CNN.

El hombre donó sangre en forma regular durante más de 60 años.

El Servicio de Donación de Sangre de la Cruz Roja Australiana calcula que Harrison, en el curso de su vida, ayudó a salvar la vida de unos 2,4 millones de bebés.

Hoy en día, Harrison es considerado un héroe nacional en su país e incluso ha recibido la Medalla de la Orden de Australia , uno de los honores más prestigiosos del país.

Source link

Leave a Reply