You are here
Home > International Hot News > Cristina Pérez: “Lo que me pasa con Rodolfo Barili es una especie de amor” – 03/09/2018

Cristina Pérez: “Lo que me pasa con Rodolfo Barili es una especie de amor” – 03/09/2018

Cristina Pérez: "Lo que me pasa con Rodolfo Barili es una especie de amor" - 03/09/2018

Esta vez, Cristina Pérez no mostrará las piernas como sí lo hizo para el último número de Gente: llega de pantalones largos.

-Terminás el noticiero de Telefe algunos minutos antes de las 22, y a las 22 arrancás con tu programa en radio Mitre, “Confesiones en la noche”. ¿Cómo hacés para llegar a tiempo?

-Volando. De Martínez al Abasto, cruzo toda la ciudad con el corazón latiendo. Me desvivo por llegar. Esa energía se nota al aire. Llego con la ansiedad del que quiere encontrarse con alguien. Y me encanta.

Los dueños del Martín Fierro 2018 a "Mejor noticiero".

Los dueños del Martín Fierro 2018 a “Mejor noticiero”.

-¿Vas en moto?

-No, en auto. Los primeros minutos de programa salgo por teléfono. Y cuando llego a la radio es como un aterrizaje de la chica Bond, que se mueve en helicóptero. Llego y, con Jorge Fernández Díaz, que conduce el programa anterior, hacemos el pase hot. Amo la radio. La radio te desnuda. La radio te hace explotar la verdad. El otro día, hablando de amor, dije una frase que nunca hubiera dicho en otro contexto: “Soy más liberal que María Julia”.

-¿A qué te referías?

-A que no me quiero casar, no quiero tener hijos… Y no es algo de ahora.

Antes de trabajar en Confesiones…, también en radio Mitre, Cristina condujo un programa de entrevistas. Y en el 2010 tuvo un paso por radio Del Plata.

Cristina Pérez entrevistando a Marcos Peña.

Cristina Pérez entrevistando a Marcos Peña.

En Confesiones… los temas varían: se puede hablar del amor y sus peripecias y también de la coyuntura política, como los allanamientos a la casa de Cristina Kirchner en El Calafate o el aumento del dólar.

“El que la vio fue Jorge Porta, el director de radio Mitre”, sigue Cristina, mientras se acomoda el flequillo. “Vio que podía llevarme muy bien con Gonzalo Sánchez y, además de tocar temas de actualidad, hacer algo más relajado. Bajar. Antes de eso, yo hacía el programa con Gabriela Cociffi, el profesor Luis Tonelli y Florencia Scarpatti. Una mesa espectacular, pero para las 9 de la mañana, no para la noche. A la noche se puede profundizar, ir a los detalles. Una vez, Porta me dio una gran enseñanza: me pidió que saliéramos al balcón de su oficina y, señalando una verdulería, me dijo: ‘Vos tenés que saber cuál es el precio del morrón’”.

-¿Qué te quiso decir?

-Que nunca hay que perder el contacto con la vida real. Y que las historias están en los detalles.

Cristina nació en Tucumán y, a los 14 años, con una voz cautivante, empezó a trabajar en radio Del Jardín. Luego, a los 18, se mudó a Buenos Aires: Alejandro Romay la contrató para que trabajara en Canal 9.

“Con un cepillo de brushing como micrófono, cuando era chica me paraba frente al espejo y jugaba a ser Silvia Rolandi, la presentadora del noticiero de Canal 10 de Tucumán”, evoca Cristina.

Elegante. Cristina, siempre impecable.

Elegante. Cristina, siempre impecable.

-¿Silvia Rolandi era la Mónica Cahen D’ Anvers de Tucumán?

-Sí, ¡se peinaba igual que Mónica! Después, mi gran referente fue Magdalena (por Ruiz Guiñazú). Muchas veces le dije que la admiro. Magdalena no tiene dobleces. Es valiente. Y sabe cuál es el precio del morrón.

Si se trata de elegir figuras masculinas de la radio, Cristina no duda: “Néstor Ibarra y Pepe Eliaschev fueron grandes maestros. También me gusta Longobardi. Y la reinvención de Fernández Díaz me parece alucinante: de golpe empezó a hablar de amor”, señala.

Mientras vivió en Tucumán, Cristina fue hincha de San Martín, pero luego cambió de camiseta: “Cuando llegué a Buenos Aires, a principios de los 90, me hice de Vélez. Fue una época gloriosa”.

-Al final resultaste un poco exitista…

-Ponele (se ríe). Pero nunca más abandoné a Vélez.

Más allá de su fervor fortinero, Cristina asegura que su “amor principal” son los libros. “De los libros viene todo”, aclara. “Empecé a leer poesía a los ocho años. Mi abuela Nelly me regalaba libros de Amado Nervo, Pablo Neruda… Después, ya de grande, hice un curso de literatura inglesa. Y me especialicé en Shakespeare. No leo libros contemporáneos. Me gusta la literatura laboriosa, la que exige un trabajo. Ahora estoy con un libro de Sir Walter Scott, El anticuario”, suma la periodista, que además de leer, escribe: publicó dos libros, Cuentos inesperados y El jardín de los delatores.

Inquieta, Cristina también hizo teatro. “Me puse en la piel de Lady Macbeth, de Cleopatra y de la Reina Isabel… El teatro se emparenta con la radio: también se trabaja con la verdad. Hacer teatro es hacer presente. Y la radio es presente”.

-Hablando de presente: ¿estás de novia con Rodolfo Barili?

-No (se ríe otra vez). Lo que pasa es que Rodolfo se divorció hace poquito después de haber estado 15 años en pareja. Y yo estoy sola… Pero no. Con Rodolfo nos conocemos todos los movimientos. Al final del noticiero hacemos un jueguito de seducción. Llevamos 16 años al frente del noticiero. Hace dos años superamos el récord de Mónica y César, que llegaron a 13. Siempre digo en broma que Rodolfo es el hombre que más me duró en mi vida. Cuando hubo algún momento difícil entre nosotros, no se trasladó al set. Sí, de alguna manera, somos como los Rolling Stones…

-En las redes sociales son muchos los que hacen fuerza para que ustedes estén juntos.

-Sí, los millennials lo llaman shipeo. Crearon los hashtags “Rostina” y “Cristolfo”. Y el tema explotó. Lo que me pasa con Rodolfo es una especie de amor. Pero no es el amor que quiere la gente. La gente quiere todo, que nos casemos y tengamos hijos.

-¿Funcionaría en la radio la pareja que formás con Rodolfo en la TV?

-Me parece que no. En la tele funcionamos porque se trata de un formato más global. En la radio, en cambio, se juega algo más personal. El sumario de temas de Rodolfo sería distinto al mío. A él le gustaría hablar de vinilos, de su pueblo natal (Rauch), de sus hijos… Lo conozco muy bien. Sé la corbata que le va a gustar, la camisa…

-¿Te gusta su estilo?

-Rodolfo es el último elegante de la televisión argentina. Y me encanta que sea así.

Source link

Leave a Reply

Top
%d bloggers like this: