Warning: session_start(): open(/var/cpanel/php/sessions/ea-php56/sess_ipu0uf7a92oqlvet0u319kktr4, O_RDWR) failed: Disk quota exceeded (122) in /home/newschan/public_html/wp-content/plugins/accesspress-anonymous-post/accesspress-anonymous-post.php on line 133
Cansados de los robos, salen a la calle a perseguir y detener a los ladrones - News Channels
You are here
Home > International Hot News > Cansados de los robos, salen a la calle a perseguir y detener a los ladrones

Cansados de los robos, salen a la calle a perseguir y detener a los ladrones

Cansados de los robos, salen a la calle a perseguir y detener a los ladrones

Sandra dice que muchas veces tiene miedo de abrir los mensajes de WhatsApp que le llegan de madrugada. Sabe que son del grupo que comparte junto a más de 240 vecinos del barrio La Rotonda, en Florencio Varela. Y sabe, por sobre todas las cosas, que afuera está pasando algo malo. Puede ser en su cuadra, a la vuelta o en su propia casa.

Cuando el celular suena a cada rato, no puede dormir. No por el ruido, sino por el miedo. Ha recibido mensajes de todo tipo, aunque siempre por lo mismo: “vecinos, salgan a la calle: hay cuatro pibes en dos motos; están armados”; “Corrimos a tres pibes y subieron a los techos de una casa. Se están pasando de un techo a otro. ¡Tengan cuidado!”; “Acaban de apuntarle a mi hija. Salgamos a buscarlos antes de que cometan una locura”; “vecinos, hay dos pibes que no son del barrio frente a la casa de Andrea. Salgamos a identificarlos. No estamos solos: ¡somos todo un barrio contra ellos!.

Las mujeres salen armadas con fierros y palos. (MARIO SAYES)

Las mujeres salen armadas con fierros y palos. (MARIO SAYES)

El operativo está aceitado, a la hora que sea. Los remiseros salen en sus autos, se comunican por teléfono y se ponen de acuerdo para ubicarse en las entradas y salidas del barrio. Hay vecinas que salen con fierros, palos de amasar, spray anti robo o lo que encuentren. Algún que otro vecino lo hace armado. Los que tienen autos, motos o bicicletas merodean el barrio. Otros andan de a pie. Hay quienes se quedan en puntos fijos, esperando cruzarse con los asaltantes. Si alguien los reconoce, cuenta en el grupo qué calle tomaron y cómo están vestidos.

Entre todos, hacen cálculos: creen que desde septiembre de 2016, cuando el grupo comenzó a funcionar, detuvieron a seis ladrones y los entregaron a la Policía. Además redujeron a otros tantos: los vieron sospechosos (en el barrio se conocen casi todos), les pidieron documentos y les encontraron armas. A otros los golpearon. Algunos lograron escapar y perderse en un asentamiento de la zona.

El lunes 9 de abril, por ejemplo, el grupo avisó de un intento de robo a la salida del gimnasio del barrio. La víctima, por la inseguridad, andaba sin el celular y sin efectivo. Los vecinos salieron y corrieron a tres ladrones hasta la entrada del asentamiento. Los asaltantes tiraron la moto e ingresaron corriendo. Los vecinos no se animaron a más porque desde “la villita”, como le dicen, comenzaron a dispararles.

Se comunican a través de un grupo de WhatsApp, donde se avisan cuando alguno sufren algún rob. (MARIO SAYES)

Se comunican a través de un grupo de WhatsApp, donde se avisan cuando alguno sufren algún rob. (MARIO SAYES)

El operativo vecinal, aseguran, se despliega mientras esperan la llegada de los móviles policiales. Pero por lo general, no aparecen. O si lo hacen es cuando ya es muy tarde. “Confío más en los remiseros, el almacenero y mis vecinas que en la Policía. Acá hay pibes de 13 años que salen a buscar a los chorros”, agrega Sandra en una recorrida por el barrio, que tiene 39 manzanas y 5 mil habitantes.

Son las siete de la tarde del sábado y La Rotonda parece tranquilo. En el grupo de WhatsApp nadie alerta robos y la postal del barrio rememora tiempos pasados: los vecinos caminan por la calle, el 501 pasa cada tanto, los comercios comienzan a bajar sus persianas, los perros ladran y un grupo de nenes juega a la pelota sobre una calle de tierra. Se ven casas lindas, otras más bien humildes, algunas sin revoque y unas pocas con la obra parada. Todas son bajitas.

También hay autos abandonados, cuadras muy oscuras y laburantes sin mucho trabajo: remiseros, repartidores de pizzas y comerciantes de brazos cruzados. De la Policía, ni noticias. No se ven patrulleros ni agentes que recorran la zona a pie.

Las calles del barrio son oscuras y hay poca presencia policial (MARIO SAYES)

Las calles del barrio son oscuras y hay poca presencia policial (MARIO SAYES)

A seis cuadras de la calle principal de La Rotonda funciona una sociedad de fomento. Adentro, casi pegados a una canchita de fútbol de tierra, hay más de 50 vecinos. Las mujeres están sentadas, en círculo. Los varones- que son los menos- escuchan y opinan parados.

“Nos vinieron a amenazar a la puerta de mi casa y a los cinco minutos fuimos al rancho de los ladrones a decirles que si nos seguían molestando íbamos a prenderles fuego todo”, cuenta una vecina. Un ex policía comenta que desde la comisaría 4° de Florencio Varela, con jurisdicción en la zona, piden que los llamen a ellos y no al 911 para esconder la situación del barrio. “Tenemos que marcar el 911, para que al gobierno bonaerense le llame la atención la cantidad de robos que sufrimos”, reclama. Otra mujer comenta preocupada: “No lo puedo parar a mi papá. Tiene un arma que ni siquiera sé si funciona. Ya lo cagamos a pedos, pero sale todas las madrugadas a buscarlos. Los corre en autos, se mete a la villa. Está loco”.

El motivo de la reunión es organizar una peña o un bingo para recaudar fondos. El dinero irá destinado a la garita que están construyendo en la entrada del barrio. Una fábrica de la zona les donó una oficina móvil, pero pelada. Tienen que comprar los vidrios blindados, una puerta, una cocina, pintura, un aire acondicionado; hacer un piso y la instalación eléctrica, entre tantas cosas. Llevan más de un año de trabajo. Depositan el dinero que van juntando en una cuenta corriente que abrieron en la ferretería del barrio.

Por la inseguridad, muchas salen sin celular y con poca plata en el bolsillo. (MARIO SAYES)

Por la inseguridad, muchas salen sin celular y con poca plata en el bolsillo. (MARIO SAYES)

La iniciativa nació a partir de reuniones en la Municipalidad de Florencio Varela y en la comisaría 4°. Ante el pedido de una garita, les respondieron que no contaban con presupuesto. Un vecino preguntó qué pasaba si se unían para construirla y el comisario respondió que si eso ocurría iban a contar con los policías necesarios. En el Municipio también apoyaron -hasta el momento solo con palabras- el proyecto.

La garita está ubicada a cien metros de la ruta 36. Desde allí puede verse a los vecinos que bajan de los colectivos con sus bolsos y se meten en el barrio después de la jornada laboral. Son las siete de la tarde del lunes y treinta vecinos reciben a Clarín. Hay mujeres con sus palos. Los que llevan a todas partes. En sus carteras o entre un brazo y la manga de la campera. Se animan a posar para la foto pero prefieren no publicar sus nombres. A pesar de eso, saben que los ladrones conocen sus casas.

En una sociedad de fomento, discuten cómo juntar fondos para construir una garita policial. (MARIO SAYES)

En una sociedad de fomento, discuten cómo juntar fondos para construir una garita policial. (MARIO SAYES)

Una de las administradoras del grupo de WhatsApp cuenta que antes de organizar las “patrullas vecinales” fueron a reuniones con autoridades comunales y policiales, y cortaron la ruta exigiendo seguridad. Al no encontrar respuestas, decidieron armarse y salir a buscar a los ladrones. Hoy ese chat desnuda la violencia que vive el barrio: “Chorro atrapado, chorro linchado”, advierte una imagen.

“La Policía nos endulza: cortamos la ruta y nos mandan móviles. Pero a la semana se van y todo vuelve a lo de siempre”, dice un remisero, mientras el resto asiente. Todos juran tener al menos a un familiar asaltado en el barrio.

Aunque aseguran que no tienen alternativa, reconocen que la tragedia está a la vuelta de la esquina. “Nos exponemos mucho. Primero, porque ellos saben dónde vivimos y pueden volver por revancha. Segundo, porque no sabemos si tienen armas”, resume un vecino.

Source link

Leave a Reply

Top
%d bloggers like this:

Warning: Unknown: open(/var/cpanel/php/sessions/ea-php56/sess_ipu0uf7a92oqlvet0u319kktr4, O_RDWR) failed: Disk quota exceeded (122) in Unknown on line 0

Warning: Unknown: Failed to write session data (files). Please verify that the current setting of session.save_path is correct (/var/cpanel/php/sessions/ea-php56) in Unknown on line 0